El Místico

jueves, 1 de octubre de 2015

Las causas judiciales que Ricardo Jaime tiene abiertas



Las causas judiciales que Ricardo Jaime tiene abiertas
El ex secretario de Transporte fue condenado a seis meses de prisión en suspenso por haber intentado robar pruebas de un allanamiento ordenado en la causa por enriquecimiento ilícito. Esa condena se le unificó con la pactada ayer por el caso de dádivas y ambas llegan al año y seis meses de prisión en suspenso.
Tiene unas quine causas abiertas en la justicia federal, donde de investigan los delitos cometidos por funcionarios públicos en relación a sus tareas. Jaime fue secretario de Transporte entre 2003 y 2009 bajo los mandatos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.
Fue procesado por el delito de enriquecimiento ilícito por el juez Sebastián Casanello a pedido del fiscal Carlos Rívolo. No pudo justificar la suma de 12 millones de pesos que la justicia halló a nombre de testaferros. En esa causa se probó que Jaime utilizaba un avión privado valuado en cuatro millones de dólares y un yate que costó un millón de dólares.
Está a la espera de un juicio oral y público por la malversación de fondos públicos porque pagó dos millones de pesos de más en una obra del ferrocarril Belgrano Cargas. En julio de 2013 el juez Claudio Bonadio, cuando procesó a Jaime ordenó su detención. El ex funcionario estuvo siete días prófugo: las fuerzas federales de seguridad no consiguieron dar con su paradero.
Está imputado en la causa judicial en la que se investiga la millonaria compra de material ferroviario a España y Portugal. Buena parte de los trenes comprados no sirven y están arrumbados en depósitos ferroviarios. Hubo comisiones en la operación (coimas) que, por indicación escrita de Jaime fueron cobradas por la consultora de su asesor y testaferro, Manuel Vázquez
Tiene pendientes dos procesos por la utilización de dos autos que estaban asignados para ciertas funciones en el Estado, pero que Jaime utilizaba como si fueran propios.
Está bajo investigación tanto en Argentina como en los Estados Unidos por sospechas de haber recibido coimas por la compra de aviones Embraer que se sumaron a la flota de Aerolíneas Argentinas.
Esta semana el fiscal Fernando Arrigo, quien acusa en el juicio por la Tragedia de Once pidió una pena de 11 años de prisión para Jaime por no haber cumplido con sus obligaciones como secretario de Transporte y controlar que la concesionaria del ferrocarril Sarmiento ofreciera a los pasajeros un medio seguro para viajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario