El Místico

miércoles, 2 de septiembre de 2015

La producción citrícola se muere en el NEA y no por causas naturales


El cultivo de citrus sostiene a 2.000 familias y genera unos 40.000 empleos en el Litoral.

La producción citrícola se muere en el NEA y no por causas naturales

Economías regionales.
Las exportaciones de mandarinas y naranjas cayeron más de un 70%, advierten los productores. Además, denuncian "indiferencia" del Gobierno
Los productores de cítricos del Litoral dicen que están enfrentando la “tormenta perfecta” por la fuerte caída en la rentabilidad y denuncian la “indiferencia” del Gobierno Nacional para ayudar a un sector del que depeden 2.000 familias y alrededor de 40.000 trabajadores. “Lo que no pudieron las duras heladas ni la grave crisis de 2001, lo está consiguiendo la inacción del Estado Nacional, que no reacciona ante la agonía del sector”, aseguraron los productores y exportadores de cítricos en un duro comunicado.

Los referentes del sector explican que la rentabilidad “desapareció”, ya que se vende a 0,50 pesos una fruta que cuesta producir y cosechar 1,50 pesos. Además, dicen que los perjudican los “elevadísimos” aránceles de exportación (entre el 16% y el 23%), la “asfixiante presión tributaria”, la devaluación en mercados clave como Rusia (principal comprador de las mandarinas argentinas) y las dificultades para acceder a mercados rentables como Brasil y Estados Unidos.

Las productores también cuestionan las distorsiones de precios en la cadena comercial. “En las góndolas, la fruta es vendida al consumidor argentino a $ 10 el kilo. O sea, al productor le pagan 0,50 pesos lo mismo que el consumidor final compra a 10 pesos”, denuncian.

Los referentes de las cámaras de productores de cítricos del Litoral y de los exportadores se reunieron para advertir sobre la crítica situación que atraviesa el sector.

Desde el sector citrícola, recuerdan que hasta el 2008 la Argentina era el primer exportador de mandarinas del hemisferio sur. “Hoy no existimos. La caída es del 70% en mandarinas y en naranjas la disminución es del 90%. No es culpa de la crisis internacional. Los uruguayos, con una fruta de similar calidad, consiguieron ingresar en los potentes mercados de Brasil y Estados Unidos, y Perú no para de crecer”, cuentan los productores.

Para salir de esta situación, las cámaras citrícolas reclaman créditos a tasa blanda, gestiones del Gobierno para abrir nuevos mercados, un dólar diferencial para la fruta y una reforma tributaria, que adapte la presión fiscal a las características propias de la actividad.

También piden apoyo del Estado para promover el consumo interno de citrus, en espacios como Fútbol para Todos, e insertar a la fruta fresca y al jugo cítrico, con sus reconocidas propiedades saludables, en la dieta de los colegios, entre otras medidas.


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario