El Místico

martes, 15 de marzo de 2011

Japón pide ayuda por la crisis nuclear

Otro tsunami devastador / Crece el temor a un desastre atómico

Japón pide ayuda por la crisis nuclear

Solicitó asistencia urgente al OIEA y a EE.UU.; hubo otra explosión en la central de Fukushima I, donde se teme una fuga radiactiva

Martes 15 de marzo de 2011 | Publicado en edición impresa
Japón pide ayuda por la crisis nuclear
La devastación en el pueblo de Minamisanriki, en el norte de Japón, la zona más afectada por el terremoto y el tsunami. Foto APVer más fotos

TOKIO.- En momentos en que crece el temor a un desastre nuclear en Japón por la dramática situación en la central de Fukushima I, donde los problemas en varios reactores se multiplican con el paso de las horas, el gobierno japonés pidió ayer ayuda oficialmente al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para evaluar y controlar los daños causados en la planta tras el devastador terremoto y posterior tsunami que asoló al país el viernes.

Ante la gravedad de la situación en la planta, Japón también solicitó formalmente asistencia a Estados Unidos, que ya envió a dos expertos en reactores nucleares de agua en ebullición.

La situación se volvió aún más dramática hoy por la mañana, cuando el gobierno japonés anunció que hubo otra explosión, la tercera desde el terremoto, en la central. Además, afirmó que una parte del recinto de confinamiento del reactor 2 de la central de Fukushima parece averiada, lo cual indica que podría haber serios escapes radiactivos. Tal era la emergencia que la empresa Tepco, que maneja la planta, evacuó anoche parte del personal de ese reactor.

En medio de las numerosas conjeturas sobre una posible catástrofe atómica, el director general de la agencia nuclear de la OIEA, el japonés Yukiya Amano, había intentado disipar los temores poco antes al estimar poco probable que Fukushima I -ubicada a sólo 240 kilómetros de Tokio, la ciudad más poblada del mundo- se transforme en una nueva Chernobyl, el alusión al peor accidente nuclear registrado en la historia, en 1986.

"Las plantas nucleares han sido sacudidas y quedaron inundadas y sin energía, pero los contenedores del reactor han resistido y la emisión radioactiva es limitada", explicó Amano, desde Viena. Esta mañana, la noticia de que hubo daños en los contenedores podría marcar un giro en la situación.

Tres días después del terremoto, un barco permanece parado al lado de una casa en Miyagi - Foto: AFP
Un madre permanece en un refugio, en Iwaki, junto a su hijo nacido el 2 de marzo - Foto: AP
Vista de Otsuchi luego del paso del tsunami - Foto: Reuters
Foto 1 de 34

Según la OIEA, los sistemas de enfriamiento de tres de los seis reactores de la central de Fukushima I están averiados y, si bien dos explosiones se produjeron en los reactores 1 y 3, se debieron a reacciones químicas y no nucleares.

El gobierno japonés, además, admitió por primera vez que era muy probable que tres reactores de Fukushima I hubiesen sufrido una fusión de sus núcleos a causa del sobrecalentamiento, pero dijo que hasta el momento los recintos de contención han impedido que emanaran grandes cantidades de sustancias radiactivas al medio ambiente. Por precaución, 200.000 personas han sido evacuadas de las inmediaciones de la planta.

En abierta discrepancia con la OIEA y Japón, el presidente de la Autoridad de la Seguridad Nuclear de Francia, André-Claude Lacoste, advirtió ayer que el accidente de Fukushima I podría ser de nivel 5 o 6 en la escala de acontecimientos nucleares y radiológicos (INES, de un máximo de 7), por encima del nivel 4 que admite Japón hasta ahora.

"Tengo la sensación de que estamos por lo menos en el nivel 5 y quizás a nivel 6, por encima del nivel de la central Three Mile Island (el alusión al incidente en 1979, en Estados Unidos), pero sin llegar al del Chernobyl", indicó Lacoste, en una conferencia de prensa en la que no descartó que se alcanzara el escalón máximo de catástrofe.

Como una señal de la creciente preocupación de la comunidad internacional ante la evolución de los hechos, las embajadas de varios países de la Unión Europea (UE) comenzaron a aconsejar a sus ciudadanos que abandonaran Japón, mientras que la marina estadounidense interrumpió durante unas horas una operación humanitaria en el país, cuando se detectó que parte de la tripulación había sido expuesta a bajos niveles de radiación (ver aparte).

La confusión sobre la situación en Fukushima I se incrementó por las informaciones contradictorias de Tepco, que poco después de anunciar que la temperatura en los reactores 1 y 2 era por fin estable, sorprendió al advertir de un nuevo sobrecalentamiento del segundo.

Video: La segunda explosión en la central nuclear

Tepco admitió, además, la posibilidad de que el combustible del reactor 2 hubiese comenzado a fundirse después de que las barras de combustible se quedaran de nuevo sin agua tras varios intentos de inyectar agua marina para sustituir la refrigerante.

Ayer, en tanto, mientras millones de japoneses intentaban sobrevivir sin agua, electricidad o comida suficiente y otros centenares de miles de personas estaban obligadas a alojarse en centros de emergencia, el balance oficial de muertos por el terremoto y el tsunami ascendió a 3800, pero hay aún por lo menos 10.000 desaparecidos.

Agencias AP, AFP, DPA, EFE y Reuters

No hay comentarios:

Publicar un comentario