El Místico

domingo, 25 de septiembre de 2016

China inauguró el mayor telescopio del mundo para buscar vida extraterrestre

China inauguró el mayor telescopio del mundo para buscar vida extraterrestre
Astronomía
Tiene un diámetro de 500 metros y cubre una superficie que equivale a 30 campos de fútbol. Esperan conocer mejor el universo y detectar vida inteligente en otros planetas.
Hoy empezó a funcionar el  radiotelescopio más grande del mundo en el suroeste de China,  con el que se espera poder observar mucho más de lo que conocemos hasta ahora del universo y avanzar en la búsqueda de vida en otros planetas .
El radiotelescopio, al que bautizaron FAST, tiene una apertura esférica de 500 metros de diámetro, cubre una superficie 
 equivalente a 30 campos de fútbol
, y está instalado en una zona rural de la provincia de Guizhou , una región montañosa de China. 
La instalación, cuya construcción empezó en marzo de 2011, costó 1.200 millones de yuanes (185 millones de dólares) y supera en tamaño al radiotelescopio de Arecibo, situado en Puerto Rico, que tiene un diámetro de 305 metros.  

Se espera que FAST obtenga información sobre los orígenes del universo mediante el mapeo de la distribución de hidrógeno, el elemento más abundante en nuestra galaxia, y que permita detectar muchas más púlsares, densas estrellas giratorias que actúan como relojes cósmicos-. Esto les dará a los científicos  capacidad de detectar ondas gravitatorias que den información sobre la evolución de las galaxias
El director general de la Sociedad China de Astronomía, Wu Xiangping, declaró el año pasado a la agencia de noticias china Xinhua que el alto grado de sensibilidad de FAST iba a "ayudar a buscar vida inteligente fuera de nuestra galaxia".  “Nos ayudará a buscar vida y a explorar los orígenes del universo”, indicó  Xiangping.
En una reciente prueba experimental, FAST recibió una serie de ondas electromagnéticas de alta calidad enviado desde un pulsar, una estrella de neutrones, situada a unos 1.351 años luz, según informó Xinhua citando a Quian Lei, investigador asociado de la Observación Astronómica Nacional.

A comienzos de este año,  las autoridades evacuaron a más de 8.000 personas del campo para dejar espacio al proyecto, que requiere la ausencia de señales de radio en un radio de 5 kilómetros para garantizar un entorno de sonido por ondas electromagnéticas. 
Junto a otros complejos e instalaciones científicas que Pekín planea construir en el futuro, este aparato pretende atraer a investigadores internacionales al país, que desde hace unos años está tratando de ponerse a la par de los Estados Unidos en la generación de descubrimientos.
El país también aumentó sus inversiones en el campo de la astronomía, para acelerar su programa de exploración espacial, con la intención de poner en órbita una estación permanente antes de 2020, con el objetivo, dentro de un tiempo, de enviar un hombre a la Luna.
Fuente: AFP y DPA
*

martes, 20 de septiembre de 2016

Ettore Majorana



ETTORE MAJORANA (1906-?)
La fuente principal en la que me he inspirado para esta biografía ha sido el libro de Leonardo Sciasca, La desaparición de Majorana Tusquets, Barcelona 2007. Asimismo he consultado las entradas en Internet:
''Treinta y un años, 1,70 de estatura, delgado, moreno de pelo, ojos oscuros, larga cicatriz en el dorso de la mano. Se ruega a quien sepa algo se dirija al reverendo padre Marianecci, Viale Regina Marguerita, 66, Roma''.
Este es el anuncio que apareció en la sección de desaparecidos del suplemento semanal italiano La Domenica del Corriere el 17 de julio de 1938. Y es que desde que nuestro protagonista cogió el barco correo de Nápoles a Palermo el 25 de Marzo, y a pesar de que el día después mandó una carta desde Palermo en donde se entendía su regreso en el mismo barco, nadie lo volvió a ver.
Ettore Majorana había nacido en Catania, Sicilia, el 5 de agosto de 1906. Era el menor de cinco hermanos en el seno de una familia acomodada y de buena tradición cultural y científica (su padre también era físico y sus tíos grandes juristas, estadistas y diputados). Religioso, fue alumno en el colegio jesuita Massimo de Roma. Estudió el Bachillerato de letras obteniendo el título en 1923. En Roma cursó la carrera de ingeniería hasta el penúltimo curso cuando, aconsejado por su amigo Emilio Segrè y tras una entrevista con Enrico Fermi, se pasó a la física a principios de 1928. En 1933 consigue una beca y viaja a Alemania y a Dinamarca conociendo a Heisenberg, con quien le unió una buena amistad, y a Bohr. En 1935 fue nombrado catedrático de física teórica de la Universidad de Nápoles.
Dicen los que le conocieron que Majorana estaba dotado de un talento excepcional para la física. El mismo Fermi después de su desaparición le llegó a comparar con Galileo o Newton, pero desgraciadamente no nos ha dejado la obra suficiente para poder confirmar este punto. Lo único que se puede decir a juzgar por los escritos de sus familiares es que fue un niño precoz al que le solían hacer las típicas encerronas de cálculo para que averiguara el resultado de tal o cual operación. Evidentemente su talento se vio más tarde reforzado por el hecho de trabajar al lado de Fermi y el llamado Grupo de Roma, también llamados Los chicos de la Vía Panisperna (por encontrarse el departamento de física de la Universidad de la Sapienza de Roma en esta calle), que había formado este a su alrededor.
A Majorana no le ayudó mucho su carácter. Tímido, reservado e introvertido, algunos le consideraban directamente un neurótico. Huía de las demostraciones de talento que le rodeaban y a menudo ocultaba brillantes ideas físicas al resto. De hecho se dice que los cuatro años anteriores a su desaparición salía poco de casa, aquejado según algunos de ''agotamiento nervioso''. Según su hermana Ettore solía decir que los físicos ''van por mal camino'', y algunos relacionan este hecho con la liberación inminente del poder de la energía atómica. En ese tiempo sólo publica dos artículos, y uno de ellos no era de física, sino de filosofía. Publicado cuatro años después de su desaparición, extraemos un fragmento que muestra la visión que tenía de por dónde debían tirar las ciencias sociales:
''...desde el punto de vista estrictamente científico, nada nos impide considerar plausible la idea de que el origen de ciertos acontecimientos humanos pueda consistir en un hecho vital sencillo, invisible e imprevisible. Si así fuera, como creemos, las leyes estadísticas en ciencias sociales resultarían de gran provecho, pues además de determinar empíricamente la resultante de un gran número de causas desconocidas, describirían la realidad de manera inmediata y concreta. Saber interpretarlas requiere de un arte especial, que no debería desdeñar el buen gobernante''.
Para Sciascia, en aquellos tiempos Majorana se comportaba básicamente como una persona asustada. Recordemos que vivía en plena Italia fascista y eran tiempos de gran tensión económica, pero aparte de ello la física vivía un momento de vorágine especial con la teoría atómica. La relación de Majorana con las ideas fascistas sólo se puede entrever por su estrecha relación con Heisenberg y su opinión al respecto de la ''revolución nazi'':
''La población de Leipzig, que era mayoritariamente socialdemócrata, ha aceptado la revolución sin problemas. (...) La mayoría aria se felicita de la persecución de los judíos. El número de personas que encontrarán empleo en la administración pública y en numerosas empresas privadas tras la expulsión de los judíos no es nada desdeñable, de ahí la gran popularidad de la lucha antisemita. (...) Con todo eso creo que el Gobierno no hace sino responder a una necesidad histórica: hacer hueco a una nueva generación que de otro modo se asfixiaría en el actual marasmo económico''.
quizá demasiado poco para tacharle de fascista como se ha sugerido en alguna fuente, ya que en esa época era muy complicado rechazar abiertamente las ideas imperantes.
En cuanto a su desaparición, parece que hay tres teorías sobre la mesa: suicidio, convento o huída a Argentina. En cualquier caso es un hecho que fue premeditada, ya que escribió una carta a Carrelli, director del Instituto de Física de Nápoles, y otra a su familia, que en efecto puede interpretarse como la antesala del suicidio:
''Sólo os pido una cosa: no vistáis de negro, y, si es por seguir la costumbre, poneos sólo alguna señal de luto, pero no más de tres días. Luego, si podéis, recordadme con vuestro corazón y perdonadme''.
La familia no admitió sin embargo esta hipótesis, como se puede ver en la carta que la madre de Ettore escribió a Mussolini:
''Fue siempre una persona juiciosa y equilibrada y por eso el drama de su alma y sus nervios parece un misterio. Pero una cosa es cierta, y así lo dirán todos sus amigos, su familia y yo misma, que soy su madre:nunca dio muestras de trastorno psíquico o moral como para que podamos pensar que se suicidó; al contrario, lo tranquilo y riguroso de su vida y sus estudios no permite, incluso lo prohíbe, creer que fuera otra cosa que una víctima de la ciencia''.
En contra de su suicidió también esta el hecho de que días antes retiró el importe de las pagas de los meses de octubre a febrero que había dejado acumularse, y a principios de año le había dicho a su madre que le enviara todo su dinero.
En cuanto a las hipótesis del convento y Argentina, la primera se basa en la respuesta que dio al anuncio del periódico un religioso de un convento de jesuitas que creyó haberlo visto indagando sobre el retiro en uno de estos monasterios, y la segunda, la más factible, está apoyada por varias pistas independientes. En 1950, el físico chileno Carlos Rivera vivió en Buenos Aires y se alojó temporalmente en la casa de una anciana. Por casualidad, la anciana descubrió el nombre de Majorana entre los papeles, y contó que su hijo conocía a un hombre con ese apellido, pero que ya no se desempeñaba en el campo de la física, sino en el de la ingeniería. Aparte, en 1970, el escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias dijo que en la década de 1960 conoció a un físico llamado Ettore Majorana que era muy íntimo amigo de una matemática llamada Eleonora. Sin embargo, esta falleció y sus hermanas, tal vez por haber prometido silencio al físico, se negaron a revelar nada. En cualquier caso nunca sabremos dónde Ettore acabó su tiempo.
Ettore Majorana se doctoró bajo la dirección de Enrico Fermi con el trabajo: La teoría cuántica de los núcleos radiactivos, con el que obtuvo sobresaliente cum laude. En total escribió nueve artículos, pero, aparte de sus contribuciones a la aplicación del modelo estadístico de Fermi a la espectroscopía, por lo que ha pasado a la historia de la física teórica es sobretodo por dos conceptos: la ecuación de Majorana y el fermión de Majorana.
Ecuación de Majorana: Se trata de un artificio que proporciona una formulación equivalente a la ecuación de Dirac que permite una representación real del grupo de Lorentz, y requiere que las partículas en juego sean neutras para la conservación de la carga.
http://en.wikipedia.org/wiki/Majorana_equation
Fermión de Majorana: Se trata de fermiones que son sus propias antipartículas. Que el neutrino sea una partícula de esta naturaleza es una hipótesis que se baraja desde hace tiempo. Además, los fermiones de Majorana son unos de los posibles candidatos a materia oscura, y por tanto se intentan encontrar desde hace tiempo.
http://en.wikipedia.org/wiki/Majorana_fermion
Signatures of Majorana Fermions in Hybrid Superconductor-Semiconductor Nanowire Devices

Aparte, una de las anécdotas más sabrosas de su vida científica fue que parece ser que Majorana fue el primero en desarrollar un modelo nuclear de protones y neutrones (término que él sugirió) a partir de los experimentos de los Curie-Joliot acerca del ''protón neutro''. Aunque Fermi le animó a publicar sus resultados nunca lo hizo, y mas adelante lo desarrolló Heisenberg y concederían el premio Nobel a James Chadwick por el descubrimiento del neutrón.




miércoles, 14 de septiembre de 2016

Revelan el mapa más exacto de nuestra galaxia: 1.142 millones de estrellas



Revelan el mapa más exacto de nuestra galaxia: 1.142 millones de estrellas

El atlas celeste más preciso jamás realizado, con 1.142 millones de estrellas de la Vía Láctea, fue difundido por la Agencia Espacial Europea (ESA) a partir de las observaciones de su telescopio espacial Gaia.

"Es el mapa más grande y preciso jamás realizado" de nuestra galaxia, dijo Anthony Brown, director del centro de procesamiento de datos del proyecto Gaia, en una conferencia de prensa de la ESA desde Madrid.

La mayoría se agrupa en el centro de la imagen. Las manchas negras son nubes de gas y polvo que se interponen entre la cámara de Gaia y otras estrellas del otro lado.

En la parte inferior de la derecha se destacan las nubes de Magallanes, dos galaxias satélites de la nuestra y que solo son visibles en el cielo nocturno del hemisferio sur (para llegar a la mayor de ellas habría que viajar durante más de 150.000 años a la velocidad de la luz).

Unos 450 astrónomos de 25 países participan en este proyecto que complementa los datos recabados hace 23 años por Hipparcos, otra misión astronómica de la ESA.

Lanzado el 19 de diciembre de 2013, el satélite Gaia orbita alrededor de la Tierra mientras observa el espacio dotado de dos telescopios --el secreto de su espectacular precisión-- y una cámara fotográfica con una resolución de 1.000 millones de pixeles.

"Gaia está a la vanguardia de la astrometría, mapeando el cielo con una precisión jamás alcanzada", explicó el español Álvaro Giménez, director científico de la ESA. "La publicación de hoy nos da apenas una primera impresión de la extraordinaria cantidad de datos que nos esperan y que van a revolucionar nuestro conocimiento acerca de cómo las estrellas están distribuídas y se mueven en nuestra galaxia".

La enorme cantidad de datos que recabó ya permitió elaborar este catálogo con las posiciones de 1.142 millones de estrellas, es decir 200 millones más de lo inicialmente previsto. El objetivo final es completar el mapa celeste en 3D más preciso a la fecha.

A partir de ahora, los astrónomos podrán consultar los datos sobre los distintos cuerpos celestes, incluyendo enanas blancas, estrellas variables y unos 2.152 quasares, los objetos más alejados del Universo.

"Gaia no sólo nos suministra la posición de las estrellas sino también su movimiento, y ello nos permite además comprender mejor cómo se formó nuestra galaxia", explicó Antonella Vallenari, del observatorio de Padova (Italia).

Por ejemplo, permitirá saber si nuestro Sol se formó a partir de un "clúster", un cúmulo de materia. La posición y movimiento de unos 400 de estos cúmulos ya fueron registrados por Gaia, precisó Vallenari.

Luego de su lanzamiento hace exactamente 1.000 días, Gaia comenzó su trabajo de observación en julio de 2014. Los datos divulgados este miércoles abarcan los datos registrados en los 14 primeros meses de trabajo, hasta septiembre de 2015.

Se espera además que la información recolectada permita saber más acerca de uno de los grandes enigmas del universo, la materia negra.

Centinela siempre alerta, Gaia también observa el movimiento de los asteroides, en caso de que su trayectoria constituya una amenaza para la Tierra.

Gregory Laughlin, de la Universidad de Yale, asegura que Gaia revelará a la comunidad de astrónomos "miles de nuevos mundos", aunque todavía debe completar su trabajo de recolección. Su misión de observación astronómica concluirá a fines de 2020.


*

martes, 6 de septiembre de 2016

Descubren la quinta fuerza de la naturaleza


Descubren la quinta fuerza de la naturaleza

Parece que este año la investigación en física está de enhorabuena.

Tras el boom de las Ondas Gravitacionales, recientemente hemos podido hablar de una nueva forma de luz, e incluso de un nuevo estado del agua gracias a la extraña física cuántica. Ahora, tras un año del posible descubrimiento y un segundo estudio que lo confirma, es posible que podamos hablar de algo más.

Esta vez nos referiremos a una posible quinta fuerza de la naturaleza, según un estudio de la Academia de Ciencias de Hungría del pasado año 2015 y un estudio más reciente de un equipo de EE.UU, publicado en arXiv. Dicha fuerza de la naturaleza se uniría, en tal caso, a las cuatro ya conocidas: Gravedad, Electromagnetismo, Fuerza Nuclear Fuerte y Fuerza Nuclear Débil.
Las cuatro fuerzas de la naturaleza

Pero, repasemos un poco: ¿Cuáles son y para que sirven las cuatro fuerzas del Universo que ya conocíamos?


Según el actual modelo estándar de la física, que explica cómo se comportan las partículas en nuestro actual Universo, tendríamos por un lado la Gravedad y la Fuerza Electromagnética; ambas responsables de mantener unidas las galaxias y las moléculas, respectivamente.

Por otro lado, a una escala menor, tendríamos las otras dos fuerzas de la naturaleza: La Fuerza Nuclear Fuerte se encargaría de ser el “pegamento” de los núcleos atómicos; por su lado, la Fuerza Nuclear Débil ayudaría a que los átomos llevasen a cabo la desintegración radiactiva.
La quinta fuerza de la naturaleza podría ser una realidad

A estas cuatro fuerzas que definirían la física de nuestro Universo se le añadió una quinta fuerza de la naturaleza el año pasado, o al menos eso se pensaba. Un grupo de científicos húngaros disparó protones contra una forma de litio7, dando lugar a un nuevo súper bosón de Higgs, hasta 34 veces más pesado que un electrón.


Y ahora esto parece haberse confirmado por parte de otro grupo de investigadores, esta vez en la Universidad de California (Estados Unidos), que han llevado a cabo su propio análisis demostrando que los datos esgrimidos por los húngaros no iban nada desencaminados. O al menos, eso sugieren, ya que su artículo aún debe ser revisado (aunque ya está a disposición de la comunidad científica para examinarlo y añadir resultados propios). De hecho, no son los únicos que buscan confirmar esta quinta fuerza de la naturaleza, ya que según podemos leer en Nature News son muchos los grupos de investigadores que intentan confirmar la existencia de esta especie de “Súper Bosón de Higgs”

¿Qué tiene que ver un súper Bosón de Higgs con una posible quinta fuerza de la naturaleza?


Probablemente os preguntaréis qué tiene que ver el bosón de Higgs con una posible quinta fuerza de la naturaleza, y es lógico. Cabe destacar que no es la primera vez que se habla de esta quinta fuerza, pues muchos han intentado descubrirla, aunque la última década de estudios ha sido la más fructífera. Por ello incluso se especuló sobre la existencia de un “fotón oscuro”, lo que podría llevar a hablar de una nueva fuerza y a su vez explicar la materia oscura (que supuestamente representa más del 80% del Universo).


Y esencialmente eso buscaba el equipo de investigadores húngaro dirigido por Attila Krasznahorkay. Por ello dispararon protones contra objetivos delgados compuestos de litio-7, dando lugar a núcleos intestables de berilio-8, que posteriormente se emitían electrones y positrones. En teoría deberían haberse creado pares de cada tipo de partícula a medida que se dividían los núcleos, pero esto no sucedió así, sino que se veía un “bache” en la trayectoría. Ese bache debía ser, según sus cálculos, una partícula totalmente diferente. Una partícula de unos 17 megaelectronvoltios (muy diferente al esperado “fotón oscuro”).

Esta vez, en el estudio del grupo de investigadores estadounidense, lo que se hizo no fue repetir el experimento. No, lo que hicieron fue usar los cálculos de los húngaros para comprobar que, al menos en teoría, este nuevo “Súper Bosón de Higgs” podría ser detectado y llevarnos a descubrir una quinta fuerza de la naturaleza.

Si se confirmase la existencia de esta nueva partícula, y a su vez de una posible quinta fuerza de la naturaleza, nuestra visión de la física y de todo el Universo podría cambiar para siempre.


*

jueves, 4 de agosto de 2016

El infierno existe en Manila









 El infierno existe en Manila
El fotógrafo Noel Celis baja al averno carcelario de Quezón City en el suburbio norte de Manila y retrata la condición infrahumana de miles de presos filipinos

Filipinas hay 115000 presos y la cárcel de Quezón City en un suburbio de Manila alberga a 3800, una cárcel construida para 700. La mayoría de los internos es el resultado de detenciones preventivas que esperan el dictamen de la justicia para saber su futuro y mientras tanto resisten en condiciones terribles de hacinamiento y promiscuidad que quizá ni siquiera Dante Alighieri hubiese imaginado para el séptimo círculo del infierno.

Mario Dimaculangan comparte el baño con otros 130 presos.

Dimaculangan es su seudónimo, su verdadero nombre no puede develarse por razones legales, tiene 42 años y lleva 14 en la cárcel y es el preso mas antiguo de Quezón City. Fue acusado de asesinar y robar a un familiar de un político en 2001.

Como Dimaculangan, los presos esperan saber de sus condenas y sobrellevan el transcurso del día como pueden, al llegar la noche duermen por turnos ocupando escaleras e incluso una cancha de básquet al aire libre que les queda chica, no hay agua corriente y el contacto de cuerpos lleva a un permanente peligro de contraer enfermedades e infecciones.

Edición fotográfica, Dante Cosenza


*

martes, 2 de agosto de 2016

¿Cómo hizo para saltar sin paracaídas desde 7600 metros y aterrizar en una red?


¿Cómo hizo para saltar sin paracaídas desde 7600 metros y aterrizar en una red?

Récord mundial
Luke Aikins contó algunos detalles y la preparación a la que debió someterse para lograr su proeza. 
En octubre de 2012, Felix Baumgartner dejó mudo al mundo entero tras tirarse desde 39.000 metros de altura. Dos años después, un ejecutivo de Google con equipo similar, sin patrocinadores y con mucha menos prensa, pulverizó ese récord y saltó desde 41 mil. Los dos tuvieron un factor de riesgo enorme, aunque poco comparado al que se enfrentó Luke Aikins, que pasará a la historia por arrojarse desde un avión a 7600 metros sin paracaídas y aterrizar intacto en una red. Pero ¿cómo lo hizo?

“Mi primera reacción a la idea de saltar sin paracaídas, como la de cualquier persona en su sano juicio era: gracias, pero no gracias”. Explica Aikins en una entrevista a la revista People Magazine. “Al fin y al cabo tengo una mujer, un hijo, y una vida que quiero vivir. Sin embargo, durante semanas me despertaba en medio de la noche preguntándome: Si alguien te dijera que tienes que hacerlo, ¿cómo lo harías?” La respuesta es: usando una red. En lugar de paracaídas, Aikins preparó una enorme red de 930 metros cuadrados (más chica que media cancha de fútbol) suspendida en el aire mediante grúas de construcción. La red estaba compuesta de polietileno de ultra alta densidad, un material conocido comercialmente como Spectra Fiber. Aparte de ser 15 veces más fuerte que el acero, las fibras de este material son absolutamente inelásticas, un detalle necesario para frenar la caída de Aikins de forma efectiva.
Este estadounidense de 42 años que comenzó su carrera a los 12, tiene más de 18 mil saltos -un promedio de 1.6 saltos diarios- y trabajó como doble de riesgo en varias películas, incluyendo Iron Man 3. Pero esto era diferente a todo. Porque una cosa es salir de un avión con todo el equipo necesario, y otra es salir “desnudo”, con el objetivo de acertar su caída en una red que en una parte del camino se ve tan grande como una carta.
Desde el momento en que Aikins se decidió hacerlo -hace dos años- el salto fue llamado “Heaven Sent” (Enviado del cielo). Fue trasmitido en directo por la cadena FOX, que mostraba que mientras este loco se subía al avión lo hacía sólo con con un GPS para maniobrar en el aire y apuntarle a la red, algo dificilísimo a una velocidad de 193 kilómetros por hora a los que llegó a alcanzar.
El hombre saltó junto a tres ‘skydivers’ que cargaban cámaras para filmar la proeza desde cerca y humo blanco en sus pies para que en tierra siguieran su camino. El objetivo era acompañar a Aikins y guiarlo hasta la mitad del recorrido, donde luego los hombres desaparecieron de la escena cuando abrieron sus paracaídas. El lanzamiento duró dos minutos y fue justo en el final cuando giró y terminó impactando de espaldas contra la red. Entre aplausos y gritos, Aikins emergió del lugar que lo había atrapado en su caída y abrazó a su esposa. Ahora ¿Habrá alguien dispuesto a superarlo?
*

jueves, 21 de julio de 2016

Lo más dañino: los celos y la envidia


Lo más dañino: los celos y la envidia

Hay por cierto muchos elementos corrosivos que obstaculizan y atentan contra el buen desempeño y las armónicas relaciones entre las personas. Esto es desafortunado puesto que, objetivamente considerado, de no existir esas barreras la situación de todos mejoraría. Pero sin duda los mayores daños -demoliciones podríamos decir con justeza- son provocados por los celos y la envidia que todo lo destrozan a su paso y cuanto más cercanas las relaciones más venenosos los dardos y la ponzoña de las tribulaciones y los consecuentes embates solapados. Contemporáneamente nadie tiene celos y envidia por los despliegues de la magnífica oratoria de Cicerón ni por sus formidables escritos, pero en cambio se descargan con furia contra los allegados siendo el blanco más preciado la propia familia que es donde habitualmente se producen los mayores estragos.

Celos y envidia son actitudes fronterizas y muchas veces difíciles de distinguir. Lo primero hace referencia a una relación triangular donde está en juego el celoso, la persona a quien se cela y un tercer participante o terceros a manos de quienes el celoso estima que corre el riesgo de salir perdidoso. Hay aquí un proceso de suma cero: el celoso considera que lo que él pierde otro u otros ganarán. Mientras que la envidia implica una relación bilateral, es el fastidio porque otro cuente con una situación mejor. En ambos casos hay un complejo de inferioridad que afecta grandemente la autoestima y significa un alto grado de inseguridad. De todos modos, como decimos, no es siempre fácil distinguir uno de otro sentimiento donde el resentimiento juega un rol decisivo.

Es realmente increíble pero estos elementos perniciosos, por ejemplo, aparecen con fuerza cuando se forma un equipo en el contexto de las relaciones laborales y deportivas. En lugar de percatarse del hecho de que cuanto mayores sean los talentos que se reúnan mejores serán los resultados para todos, irrumpe la obtusa idea de que se corre el riesgo de que los más destacados “le harán sombra” a los demás.

Ríos de tinta se han utilizado para describir los fenómenos de los celos y la envidia, desde Aristóteles en adelante. H. L. Menken ha puntualizado con gran acierto en el contexto de aquellos dos fenómenos que “La injusticia es relativamente fácil de sobrellevar pero lo que les duele es la justicia”, es decir, el que cada uno tenga lo suyo en cuanto a talentos y el resultado de los mismos que se torna insoportable para el celoso y el envidioso. En realidad para estos individuos la vida misma se hace difícil de digerir porque le encuentran poco sentido de equidad a todo, la vida los irrita en línea con lo que apunta Thomas Sowell cuando se explaya en criticas a la llamada “búsqueda de una justicia cósmica”, pero por lo que sabemos las obras de mayor calado en esta materia son La envidia. Una teoría de la sociedad de Helmut Schoeck y los doce formidables ensayos recopilados por Peter Salovey en The Psychology of Jealousy & Envy .

Estos sentimientos son peligrosos también porque frecuentemente se deslizan al odio. Como ha consignado Lord Chesterfield “Estas personas odian a quienes les hacen sentir su propia inferioridad”. Por supuesto que lo dicho no tiene relación alguna con la sana inclinación a emular al mejor, más aun este sentimiento ayuda enormemente a mejorar al tomar como punto de referencia y guía toda manifestación de excelencia. Constituye un incentivo clave para el autoperfeccionamiento. La admiración al mejor constituye un rasgo de honestidad intelectual y sabiduría.

Schoeck escribe que “la historia de la civilización es el resultado de innumerables derrotas de la envidia, es decir, de los envidiosos” y en un plano más abierto a la sociedad en su conjunto señala que el colectivismo socialista se basa en la envida a pesar de que fuera diseñado para eliminar de cuajo la envidia a través de la manía igualitaria. Es como sostuvo el célebre juez estadounidense Wendel Oliver Holmes “no tengo respeto alguno por la pasión del igualitarismo, la que me parece simplemente envidia idealizada”.

En general los celosos y envidiosos se oponen a las innovaciones por temor a perder posiciones, aunque lo hacen de modo disimulado, esto es, tiran la piedra y esconden la mano (en ningún caso estos personajes reconocen su fragilidad). Desde luego que cuando la innovación se ubica en la buena dirección, esta oposición atenta contra el progreso lo cual, a su vez, deteriora salarios e ingresos en términos reales.

El celo y la envida son unos de los motivos por los cuales hay quienes recomiendan seriamente la pobreza como meta de sus recetas sociales. Con todos chapoteando en la miseria no parece haber motivo importante para el celo o la envidia, aunque muchos de estos predicadores son contradictorios ya que simultáneamente a sus alabanzas a la pobreza material la condenan pero siempre recurriendo a sugerencias que en verdad empobrecen. Es un galimatías difícil de entender pero curiosamente los consejos son aceptados por más de un incauto.

El celoso y el envidioso revelan una marcada tendencia a endosar la responsabilidad de todo lo que les sucede a otros, habitualmente a los que son objeto de celo o envidia. No asumen su propia vida y no absorben los costos por sus actos desacertados. Es como si la desgracia pudiera aliviarse al echar la culpa a otros. Se vuelcan al diván del psicoterapeuta al efecto de descargar sus enojos con terceros y su vacío existencial a la espera de alguna pastilla salvadora, pero pocas veces toman las riendas de sus propias vidas.

Hay aquí un asunto bastante escabroso, pero los sujetos a los que nos estamos refiriendo habitualmente piensan que contrarrestan a las personas a quienes celan o le tienen envidia si brindan apoyo al caudillo político del momento en sus abusos de poder para aplastar al más eficiente y al exitoso. Se siente satisfecho con ese atropello que aplaca su sed de venganza. Son muy llamativos estos procesos, en una oportunidad un cubano relató como la dictadura castrista lo había perjudicado y acto seguido espetó que “pero por lo menos lo expropiaron a Goar Mestre de sus propiedades”, es decir, se confesaba lesionado en sus derechos pero le compensó el hecho de que a otra persona muy destacada por el éxito de sus emprendimientos en la isla, le habían confiscado sus bienes.

Erich Fromm desarrolla la tesis de la frustración que opera en los celosos y envidiosos, concluye que, como no existen argumentos, esa situación suele conducir a la violencia verbal y a veces física con un estado de agresividad que pone en peligro no solo la estabilidad emocional del sujeto en cuestión sino la convivencia civilizada de quienes lo rodean.

Adam Smith se refiere a los inmensos daños de estas personas que se molestan grandemente por el éxito ajeno y sostiene que la institución de la propiedad tan necesaria para el progreso – especialmente para los más necesitados- debe ser cuidadosamente protegida de la envidia, la malicia y el resentimiento: “Solo la protección de la autoridad civil hará que el propietario de bienes valiosos, adquiridos con el trabajo de muchos años o acaso con el esfuerzo de muchas generaciones, pueda dormir una sola noche seguro”. Precisamente Smith puntualizó el proceso por el cual cada uno siguiendo su interés particular mejora la condición de su prójimo puesto que en una sociedad libre debe servirlo para prosperar con lo que el resultado trasmite fortaleza a los más débiles vía el mejor aprovechamiento de los factores de producción, todo lo cual es saboteado por el celo, la envidia y el deseo de apoderarse del fruto del trabajo del vecino.

Kant también alude a estas degradaciones que califica como “la detestable familia de la ingratitud y de la alegría por el mal ajeno” y agrega que este vicio “no es franco sino secreto” y elabora en el sentido de subrayar que el bienestar de los demás en última instancia lo beneficia. Sin embargo, en esta línea argumental, es del caso señalar que frecuentemente el celoso y el envidioso concluyen que la riqueza es estática y que, por lo tanto, lo que tiene uno no lo tiene otro sin percibir que es dinámica y que el crecimiento de valor se produce en cada transacción libre y voluntaria para ambas partes (de lo contrario no hubiera habido transacción).

Schopenhauer, por su parte nos dice que en el reino animal no se ve placer por atormentar a otras bestias, solo ocurre esto con los humanos y que “el rasgo más perverso de la naturaleza humana sigue siendo la alegría por el mal ajeno, ya que ella se halla en estrecho parentesco con la crueldad” y concluye que la envidia “es el alma de la unión de todos los mediocres” y al igual que Max Scheler apunta a la sensación de impotencia que embarga y consume a los especímenes a que nos referimos.

El quinceavo capítulo de la magistral obra de Schoeck se titula “El pecado de ser diferente” donde en consonancia con el resto de su libro y con lo escrito por otros destacados autores, enfatiza la importancia de que cada persona es única e irrepetible por una sola vez en la historia de la humanidad y que esas diferencias resultan indispensables para el progreso moral y material, diferencias tan irresponsablemente saboteadas por los socialistas que, sustentados en la envidia y en el equívoco, propugnan la guillotina horizontal en nombre del así denominado progresismo.

En uno de mis libros pretendí tratar el problema desde diversos ángulos y matices, titulado Vivir y dejar vivir. De todos modos, es en verdad una pena que a veces amistades, relaciones familiares y grupos sociales queden descuartizados por sujetos que les resulta difícil ocultar y controlar sus complejos de inferioridad y sus severas limitaciones de carácter. Se cuenta que un psiquiatra no muy atinado le replicó de este modo a su paciente cuando se quejó amargamente de estar dominado por aquel complejo: “es que en realidad mi estimado amigo, usted es inferior”.

*